5 películas que traumaron a su reparto

*5 películas que traumaron a su reparto

 

Ser actriz o actor suena bonito. Seguro pagan millones por tener maquillista, alguien encargado del vestuario, otra persona que te seque el sudor o te lleve comida cuando los horarios de grabaciones se extienden. Todo parece perfecto hasta que las cosas no salen según el plan.

 

A continuación te dejamos una lista de las 5 películas que se convirtieron en obras maestras, pero que su rodaje fue 100% traumático:

El resplandor / 1980

Es una adaptación de la novela de Stephen King que trata de un padre que se vuelve loco al trabajar en un hotel (sin huéspedes) durante el invierno. Kubrik, el director, decidió grabar todas las escenas en orden, lo que alargó el rodaje a un año.

Rompió récord al grabar 127 veces la escena del bate y utilizó 60 puertas para que Jack Nicholson rompiera con un hacha. Shelly Duvall quedó destrozada emocionalmente al insultarla y hacerla sentir insignificante  en cada toma. La actriz se vio tan afectada que perdió el pelo durante ese año.

El guion cambiaba tanto que los actores no se molestaban en aprenderse los parlamentos y los memorizaban minutos antes de grabar. La escena del bar fue ensayada durante seis semanas y Kubrick llamaba de madrugada a King para preguntarle, entre otras cosas, si creía en Dios.

Tanto trauma fue necesario para que hoy fuera una de las mejores películas de culto de la historias. Además ha dado pie a teorías conspiradoras sobre el control mental que ejerce la CIA y el Holocausto.

El Mago de Oz / 1939

Durante la década de 1930, El Mago de Oz tenía los colores más extravagantes del cine y para lograrlo necesitó nada más ni nada menos que 5 directores.

Seguramente recuerdan a los munchkins, la famosa pandilla de ludópatas que durante el rodaje se la pasaron borrachos haciendo cosas indebidas entre ellos. Como si fuera poco, a la actriz que hacía de bruja y su doble, sufrieron graves quemaduras producto del maquillaje.

La actriz principal, Judy Garland tenía para ese entonces 17 años y para que su papel fuera espectacular, le pusieron una dieta a base de sopa, cigarros y suministros de adrenalina (durante las grabaciones) y somníferos (en los descansos). Además sufrió acoso por parte de los productores y los munchkins

Han Solo / 2018

El objetivo era convertir Star Wars en una fábrica de marcas registradas para expandir la mitología de la saga completa. Las cosas comenzaron a salir mal cuando durante el rodaje, el protagonista (Alden Ehrenreich) no era capaz de interpretar a Harrison Ford. Le tuvieron que asignar un maestro para que corrigiera cada gesto, movimiento y postura.

Durante los dos primeros meses del rodaje, los dos directores, Phil Lord y Christopher Miller decidieron improvisar y disfrutar, razón por las que el estudio los despidió y puso en su lugar a Ron Howard (Una mente brillante), quien después de finalizar la película dijo que hizo lo que pudo para salvar el guión que le habían dado.

El Renacido / 2015

Como en todas las películas que actuaba DiCaprio, el plan era claramente que por fin ganara un Oscar. Lograr que el actor obtuviera la estatuilla definitivamente requería de una experiencia un poco más física, por lo que el director Alejandro González decidió rodar con luz natural.

Si vieron la película se pudieron dar cuenta del frío que hacía, pero al director le bastó con darle abrigos de piel de 50 kilos cada uno y hacer que se sumergieran en las aguas heladas.

El rodaje duró 9 meses y durante todo el tiempo DiCaprio quien por cierto es vegetariano, tuvo que comer hígado de bisonte crudo. Todo eso se necesitaba para que obtuviera uno de los premios más importantes de la industria (finalmente).

 

Tiburón / 1975

Steven Spielberg  pretendía que el océano se convirtiera en un lugar terrorífico para todos los amantes de la playa, sin embargo nada salió como lo esperaba.

Para lograr los efectos decidieron usar un tiburón mecánico, pero nunca funcionaba y cuando lograban hacer que se moviera más bien provocaba risa. Para poder finalizar la película, el director grababa en el día y durante las noches re acomodaba el guión.

Los efectos finales fueron escalofriantes, incluso utilizaron un tiburón de verdad que destrozó la jaula para escaparse. Pero nada se le compara a la tortura de trabajar con Robert Shaw, quien se emborrachaba todos los días. Aún con todos las limitantes ¡la película fue todo un éxito!

 Y a vos ¿Te gustaria ser actor o actriz de cine?

 

 

 

Por: Michelle Rivas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X