Nace una Estrella

Nace una Estrella

ALLY

Les gustaba como sonaba...

Pero no les gustaba cómo lucía.

JACK

Yo creo que eres hermosa.


Imprimiendo su propio sello a la historia, en esta nueva versión contemporánea de Nace Una Estrella, el director/escritor Bradley Cooper se esmeró en hacer algo que hablara de la naturaleza atemporal de los sentimientos y los defectos humanos combinado con el diverso mundo de la música actual. Una poderosa banda sonora hecha de canciones originales enfatiza cada emoción y un lente íntimo capta cada mirada y cada contacto.

Nunca pensé: ‘¿Cómo la hago original?’, simplemente sabía que tenía que ser auténtico al contar la historia que quería contar, dice Cooper, quien además de dirigir y coescribir el guion y protagonizar como Jackson Maine, produjo la película. También coescribió parte de la música, misma que interpretó junto con Lady Gaga, quien a su vez coescribió gran parte de la misma.

Aunque le encantó esta versión de la historia, Gaga —siendo la intérprete experimentada que es— se sintió nerviosa de aceptar el papel de Ally en su primer largometraje, pero a la vez emocionada de hacerlo con Cooper al mando y a su lado. Tuve que controlar los nervios pero estaba muy entusiasmada, cuenta ella.

Yo creo que cuando alguien lleva un talento adentro, desarrollándose durante años, listo para adentrarse a otro medio y esto finalmente sucede... es como una enorme explosión, un opus. Él estaba destinado a dirigir, y yo simplemente tuve la suerte de participar en su primer filme.

Cooper declara: Ella había hecho grandes trabajos como actriz, pero hacer esta enorme transición... se sintió como si hubiéramos estado cada uno en el mismo lugar en nuestro trabajo, y como que ambos necesitábamos lo mismo el uno del otro para básicamente saltar a la pista de este otro lado.

Aun así, no es algo sencillo de hacer, incluso para personas tan exitosas. Como cantante/compositor veterano, Jack le dice a Ally el día que se conocen: Talento hay en todos lados, pero tener algo que decir y una manera de decirlo que haga que la gente lo escuche es algo muy distinto. Y no hay manera de saber si lo tienes más que intentándolo. Esa es la verdad.

En la película, la filosofía de Maine tiene el propósito de empujar a la chica ingenua y asustadiza a saltar a los reflectores, en un sentido figurado y también literal. También podría ser que Cooper nos revela sutilmente, a través de su personaje, las razones por las que esta historia lo motivó a finalmente probar sus propias alas detrás de la cámara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X