La televisión: una batalla sin fin

La televisión: una batalla sin fin

La televisión experimenta la “época de oro” gracias a la cantidad de producciones realizadas. A finales de los 90´s el gran impacto inició con series como F.R.I.E.N.D.S, a inicios del 2000, How I met Your Mother, Two and a Half Men, hasta la actualidad con grandes castings como Game Of Thrones. Así de impactante ha sido su evolución.

En los últimos años la televisión (al igual que el cine) se ha transformado en algo más que un medio de entretenimiento. Las series se han convertido en un espacio para transmitir los grandes momentos de la historia y sus diferentes batallas, entre ellas el papel de la mujer en la sociedad desde tiempos remotos, conocido también como lucha feminista.

Lo que hace siglos se consideraba una locura, hoy acapara las miradas de los mejores críticos de cine y televisión. La contienda por la lucha igualitaria entre géneros ha logrado que mujeres como Amy Sherman-Palladino tengan el título de “creadora” de The Marvelous Mrs. Maisel, una de las series más premiadas en los últimos dos años (cuando tiempo atrás ninguna mujer podía ocupar un puesto de este nivel). Serie que por cierto expone el lugar que desempeña la mujer en los espacios laborales.

Por otro lado está The Handmaid´s Tale de Bruce Miller, otra serie donde la mujer es víctima de la opresión y humillación, donde vive para hacer labores domésticas y es vista como un objeto para perpetuar la especie. Big Little Lies producida por David Kelly, es una comedia que retrata las frustraciones de una ama de casa, una esposa infeliz y una madre soltera con deseos de superación.

Las tres series tienen dos cosas en común; son tramas que generan cuestionamientos y exploran un tema fundamental: La mujer y su posición en la sociedad del siglo XXI y arrasaron con los premios Golden Globes y los Emmys 2018.

La lucha ha sido tan impactante que las series no solo abordan temáticas en pro de la mujer, si no que sus actrices tienen la oportunidad de interpretar papeles y roles por los que alzan la voz en la vida real. A como dijo Meryl Streep, “Las mujeres actuamos mejor que los hombres. ¿Por qué? Porque tenemos que hacerlo.”

La misma insistencia por exponer ante todo el mundo producciones como estas, ha llevado a que los organizadores de los eventos más importantes de la cinematografía y la televisión se “unan a la causa”. Los Golden Globes 2018 fueron un ejemplo al promover la campaña #MeToo en contra del machismo y el acoso. Evento en el cual el secreto de muchos actores vio la luz, al menos así fue con James Franco, quien fue expuesto por Violet Paley a través de un tweet.

La lucha por los derechos de la mujer ha trascendido las calles y ha alcanzado la pantalla chica y grande, a como lo afirma la revista digital Gatopardo, “el discurso feminista ha encontrado en la televisión un medio para expresar ideas y cuestionamientos hacia distintos públicos, aunado a la apuesta que grandes productoras como HBO, Netflix, Amazon y Hulu han hecho en los creadores de productos audiovisuales relacionados con el feminismo y sus bases

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X