Maneras de perder el tiempo sin darte cuenta

Como colaboradores nos preguntamos si la distribución de nuestro tiempo en la oficina versus nuestras tareas es la correcta. O si los descansos que nos tomamos cada 30 minutos son en realidad necesarios para tener un mayor rendimiento. Pero en realidad, la forma en la que desperdiciamos nuestro tiempo no es para nada obvia.

También te podría interesar: 5 Consejos para subir de puesto

Durante los primeros 15 minutos de la mañana llegamos con un espíritu bastante  amigable a la oficina, nos tomamos el café con leche y le preguntamos muy interesados a nuestros compañeros cómo amanecieron. ¿Se sienten identificados? Probablemente no sea una pérdida de tiempo en su totalidad, pero se convierte en una, si nos volvemos inconscientes de los minutos que nos consume esa  conversación.

Las distracciones son la principal causa de la pérdida del tiempo. La mayoría de la gente se siente atraídas por las cosas obvias y superficiales que capturan su ojo en medio de un proyecto. Por ejemplo, se podría revisar Facebook en lugar de trabajar o comprar en línea sin haber terminado las tareas.

Estas son fáciles de identificar, pero difícil de superar.

La comunicación es fundamental en la vida diaria pero todavía más en los trabajos. ¿Cuántas veces hemos recibido un correo electrónico largo explicando una idea muy simple? ¿A cuántas reuniones hemos asistido y nos hemos dado cuenta que no eran necesario desarrollarlas? Podríamos enfocarlos en una comunicación más eficiente, dejar los puntos importantes bien claros y ocupar el resto del tiempo de manera productiva.

Supongamos que identifiquemos y superemos cada uno de esos pequeños aspectos que nos mantienen estancados y que nos hacen perder el tiempo. Lo que sigue es organizarnos de manera correcta para no entregarnos a las asignaciones que no son tan relevantes.

También te podría interesar: Nuevas estrategias para tu negocio

Si tenemos un problema de prioridades y somos consciente de ellos, podemos categorizar las tareas. Comencemos a trabajar en los pendientes por orden de importancia.

Michelle Rivas Sánchez

Este texto fue ideado, creado y desarrollado por el Staff de Revista Cinematográfica, en conjunto con sus colaboradores, trabajando juntos en armonía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X