10 de las comidas más raras del mundo

Desde lo más exquisito hasta lo más extraño, la comida es uno de los temas más extensos e interesantes, ¡a todos nos encanta comer! Al menos lo que sabe bien. Pero como dicen muchos, para gustos los colores. Y si la siguiente lista le parece extraña o incomible, aunque usted no lo crea, hay muchos que califican los siguientes platillos como sus favoritos:

  • Feto de pato: Los filipinos tienen una obsesión con esta receta. El huevo de pájaro tiene que ser de 18 días, pues esperan a que el feto desarrolle sus plumas, pico y huesos para comérselas. También se le llama “el huevo con patas”.

  • Vino de ratones bebés: ¿Alguna vez ha escuchado el rumor de que los chinos cocinan con ratones? Pues aparentemente sus bebidas también incluyen este ingrediente especial. Se dice que el sabor es pésimo, pero una botella de vino en la que pequeños roedores han sido fermentados por muchos meses tiene increíbles propiedades curativas para el hígado, la piel, y el asma.

  • Lagarto seco: Este es uno de esos snacks callejeros que probablemente probará si algún día viaja a Hong Kong. A pesar de la ausencia de sabor, son muy crujientes y crocantes. También son un común ingrediente en las sopas, al agregarle alcohol pueden convertirse en el medicamento ideal para combatir las gripes, bajones de energía y controlar el peso.

  • Huevos Centenario: ¿Qué tal un poco de yema verde y clara de tono ámbar? Logrará conseguir esta tonalidad luego de que los huevos hayan sido añejados en arcilla, cenizas y cal por unos meses. Son famosos por su olor a amoniaco y azufre. En China se acostumbra comerlos tal cual o cocidos.

  • Pulpo vivo: En Corea del Sur es comúnmente llamado Sannakji, uno de los manjares más costosos. Puede agregarle unas gotas de limón para que su platillo deje de moverse. Deberá ser cuidadoso al probar el Sannakji, pues los tentáculos tienden a pegarse a su paladar o cuello y ahogarse.

  • Tarántulas fritas: Este es uno de los platillos tradicionales en Camboya. Se dice que ni siquiera sabe como tal. Es más una mezcla de pollo y bacalao, solo que con ocho patas peludas, por supuesto.

  • Vino de víbora: Es originario de Vietnam, muy común  en el sureste asiático. El alcohol con un agregado de fluido y sangre de víbora son el toque especial de este trago.  Se consumen mucho porque además de ser un acompañante en las comidas o como digestivo, incluye propiedades curativas.

  • Pez Globo: Comer este platillo no es para cualquiera. En Japón se le conoce como “Fugu”, y sólo lo sirven chefs especializados, pues la mayoría de estas especies poseen tetrodotoxina, un veneno tan peligroso que puede matar. Los cocineros con licencia son los que han aprendido a eliminar el veneno del pez para que esta no sea su última cena.

  • Larvas de hormiga: Los mexicanos bautizaron este plato como “escamoles”, y no son más que larvas de agresivas y enormes hormigas negras. Estos bichitos se encuentran en las raíces de las plantas de agave, y pican a cualquiera que se les acerque. ¿Le interesa la receta? Sólo debe freír la larva en mantequilla y especias. Cuando esté listo se envuelve en tortilla y listo. Es como otro tipo de taco, muy deseado en México. También se le conoce como “caviar de insecto”.

  • Carne de caballo: En más de algún momento hemos escuchado que cuando la carne de res está dura, la gente bromea y dice que es carne de caballo. Lo que pocos saben es que en Japón ésta es una comida típica, además que se la comen cruda. Su nombre es basashi, y es tan exitoso que se ha extendido a otras partes del mundo.

¿Alguna vez ha comido alguno de estos platillos? ¿Qué es lo más extraño que ha probado en su vida? Déjenos su percepción en el espacio para comentarios.

Gloria Stephanie Espinoza

Este texto fue ideado, creado y desarrollado por el Staff de Revista Cinematográfica, en conjunto con sus colaboradores, trabajando juntos en armonía.

 

Un comentario sobre “10 de las comidas más raras del mundo

  • el 14 agosto, 2017 a las 10:40 PM
    Permalink

    yo he comido Hot dogs con guacamole… esto es mas peligroso que comer pez globo… Pobres los que me rodean

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X