Año nuevo, una costumbre babilónica

El Marduk es un festival que se realizaba en Babilonia hace más de cuatro mil años para celebrar el año nuevo. Era un ritual que anunciaba los cambios de ciclos asociados a procesos naturales (sequía, lluvia, cosecha). Una celebración asociada a una necesidad antropológica de establecer una parcialización de tiempo.

Durante once días se llevaban a cabo diferentes ritos y ceremonias. En el cortejo figuraban las estatuas de todos los dioses, la primera era la del dios Marduk que iba en un carro de oro conducido por el rey. En este ritual se unía una ceremonia de carácter purificador, con la manifestación de todo tipo de presagios. Coincidía en el transcurso del festival el paso en la naturaleza de la carencia a la abundancia, con la restauración del orden divino.

Lo curioso es que esta es una celebración que se realizaba en marzo, justo durante la primera luna nueva después del equinoccio vernal. Fué en Roma en el año 46 a.c que Julio César modificó el calendario basándose en cálculos matemáticos para que tuviera sincronía con el sol. El año nuevo partía en enero, en honor a Jano, el Dios romano de los comienzos. Sus dos caras le permitían mirar el pasado y el futuro.

Desde el origen de esta celebración hasta hoy, se han dado a conocer tradiciones que se siguen en todo el mundo justo cuando el reloj marca las 12 o bien unos minutos antes. La cena de gala al estilo Hollywood preparada en el Hotel Best Western Las Mercedes te brinda el mejor espacio para cumplir cada una de las siguientes costumbres de año nuevo:

 

  1. Las 12 uvas: Se debe comer una uva por cada mes del año y pedir un deseo por cada una.

  2. Ropa Interior: Cada color tiene un significado, dependiendo de lo que queremos que predomine para el siguiente año debe ser el color de la lencería.

  3. Una maleta: Si lo más anhelado es un año viajando por todo el mundo, lo único que tenés que hacer es dar una vuelta por la cuadra con una maleta para la buena suerte.

  4. Escoba para afuera: Una buena limpieza es importante para sacar las malas vibras y empezar un nuevo año con el pie derecho.

  5. La economía es primero: Andar un rollo de billete en el bolso asegura la prosperidad económica.

 

Michelle Rivas
Este texto fue ideado, creado y desarrollado por el Staff de Revista Cinematográfica, en conjunto con sus colaboradores, trabajando juntos en armonía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X