Hermosa, poderosa y aguantadora

Mucho antes de que Stephen Poplawski inventara la licuadora, se usaban los llamados morteros o cuencos de piedra.

Estos funcionaban para machacar los alimentos que se pretendían “licuar”. El norteamericano demostró obsesión por crear dispositivos destinados a la mezcla de bebidas y así fue como nació la licuadora.

En sus orígenes, este aparato se utilizaba en hospitales para triturar y mezclar medicamentos y alimentos de los enfermos.

Adiós licuadora, ¡bienvenida Tricuadora!

 

Si usted es de esos que le encanta desayunar un batido de frutas, o que prefiere licuar el condimento de la comida para que los niños no tengan la opción de hacer a un lado la cebolla o la chiltoma, entonces no espere más.

Después de tantos años de evolución, Black + Decker dio a conocer la “tricuadora”. Una maravilla que posee cuatro cuchillas gruesas y afiladas para pulverizar el hielo y lograr el licuado perfecto.

 

La tricuadora no solo es hermosa para que adorne su cocina, sino que también poderosa porque es capaz de licuar todo tipo de alimento y aguantadora porque tiene hasta 3 años de garantía.

Además, posee un diseño exclusivo, una jarra de vidrio de 1.5 Litros de capacidad, dos velocidades y un motor de 750 watt. Lo más importante es que es resistente y fácil de usar. Aparte, incluye un vaso intercambiable en el que puede hacer su propio batido sin necesidad de ensuciar la jarra original.

El producto ya está disponible en todos los almacenes del país a un precio accesible.

Freddy López, Gerente de Cuentas Claves de Black + Decker en Nicaragua

Ariel Michelle Rivas Sánchez

Este texto fue ideado, creado y desarrollado por el Staff de Revista Cinematográfica, en conjunto con sus colaboradores, trabajando juntos en armonía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X