Nicaragua: La diversión no tiene límites

Después de tantos años, las fiestas de cumpleaños se han convertido en una celebración tan importante como la navidad. La comida, los invitados, la vestimenta, todo tiene que ser perfecto, pero lo más importante es la diversión de grandes y pequeños.

Asistimos a cientos de cumpleaños durante toda nuestra vida pero hasta ahora, no sabíamos cuál era el origen de estas fiestas. Celebrar, felicitar, llevar regalo y cantar una canción, son hábitos que se remontan a los inicios de la historia universal.

Varias de esas costumbres que la gente sigue practicando, provienen de los dominios de la magia, la brujería y las religiones primitivas. Por ejemplo, el acto de encender velas en el pastel, nació como un propósito para proteger al homenajeado de las asechanzas del demonio y garantizarle su salud y su bienestar durante un año.

No payaso, no party

La razón por la que un payaso es infaltable en las fiestas, es porque nadie nos hace reír más que ellos. Además de transmitir felicidad, son expertos en el entretenimiento, y por supuesto, se llevan muy bien con los niños. Son personajes que irradian ternura y que transmiten la inocencia de esos momentos que vivimos cuando éramos unos niños.

Los pequeños negocios que se especializan en la animación y diversión de eventos no solo disponen de un payaso, sino que ofrecen un servicio completo para que los padres y madres del cumpleañero, no deban preocuparse por cómo la pasan los invitados.

Se encargan de los concursos, sonido, pintacaritas y disponen de brinca brincas de todos los tamaños, formas y colores. Además de snacks como palomitas de maíz y algodón de azúcar. Su hijo merece una fiesta inolvidable, después de todo, esas fotos y videos, son los que quedarán para el recuerdo.

Cada uno de los negocios que se anuncian en nuestra revista, cuenta con los servicios antes mencionado, pero sobre todo, con atención de calidad. No dude en llamarlos, dejar a un lado el estrés y comenzar a disfrutar junto con los invitados y su familia.

Michelle Rivas

 

Este texto fue ideado, creado y desarrollado por el Staff de Revista Cinematográfica, en conjunto con sus colaboradores, trabajando juntos en armonía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *