¿Podemos abusar de los ejercicios?

Aunque algunos lo ven como una moda, el fitness se ha convertido para muchos en un estilo de vida. Hacer ejercicios tiene muchos beneficios para la salud y la apariencia de nuestro cuerpo, el riesgo está en abusar de ellos para alcanzar metas exageradas en periodos de tiempo muy cortos.

Muchos piensan que la única forma de hacer ejercicios es pagando un gimnasio y levantando pesas todos los días, durante muchas horas. Puedo asegurar que están equivocados. Hay numerosas formas para ejercitarnos, así que no hay excusas para no hacerlo. Podemos bailar, salir a correr al amanecer o al final del día mientras disfrutamos del atardecer y nos ponemos en forma escuchando nuestro playlist favorito.

Pero como muchas cosas en la vida, todo en exceso perjudica. El ejercicio físico por muy bueno que sea debemos saber que si abusamos de él podemos sufrir graves consecuencias, como las que te voy a contar a continuación:

Vigorexia

La vigorexia es un trastorno no estrictamente alimentario, pero que sí comparte la patología de la preocupación obsesiva por la figura. Una persona vigoréxica se obsesiona con los entrenamientos físicos, especialmente con los entrenamientos con pesas. La persona tiende a verse menos musculada de lo que está y se obsesiona por tener un “cuerpo de gimnasio”, es decir con los músculos más resaltados. Este trastorno es más común en los hombres.

Runnorexia

 El running se ha puesto muy de moda en los últimos años, y a pesar de que correr es una de las actividades más saludables para nuestro cuerpo y nuestra mente, en exceso, también puede causar serios problemas para la persona que sobre entrena. La runnorexia puede aparecer porque la persona sufre una autoestima baja y, como consecuencia, busca suplir el vacío que siente con el exceso de entrenamiento.

Problemas cardíacos

Si bien el ejercicio físico moderado es bueno para el sistema cardiovascular, e incluso el entrenamiento intenso cuando se realiza de manera apropiada, el abuso de ejercicio puede causar un incremento de los problemas circulatorios y cardíacos.

Según una investigación de la revista Heart, practicar mucho deporte puede ser contraproducente para el corazón, especialmente en aquellas personas con más de 30 años que entrenan intensamente más de cinco horas a la semana

Descenso del sistema inmune

El sistema inmune también se ve perjudicado con el exceso de ejercicio físico, en especial porque el cuerpo no descansa lo suficiente. Esto causa distintos problemas para el organismo, porque no se recupera apropiadamente como debería hacer en un periodo de descanso. El sistema inmunológico débil se manifiesta con más resfriados, fiebre, dolores de cabeza y enfermedades más serias.

 

Lesiones

Cuando entrenamos excesivamente y no descansamos lo suficiente somos más propensos a sufrir lesiones. A veces es por la sobrecarga de entrenamiento y otras por la fatiga mental que se produce, la cual provoca que tengamos una técnica incorrecta.

 

 

Por: Azalia Murillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X